Boira de Cecilia Vidal

 

Surge de un viaje personal: al comienzo se explicita que la boira es “una nube baja o neblina, que transforma el paisaje en un espacio que pareciera hablar desde sus rincones”, animando al sigilo. La neblina y el silencio acompañan a estas fotografías en su mayoría nocturnas, de colores apagados, con personajes en movimiento o fuera de foco, pautando un recorrido climático que va creando su propia atmósfera. El proyecto concluyó con un viaje a las zonas de la Amazonia ubicadas en Ecuador y Perú. Ese mundo húmedo se vuelve palpable a través de los “ríos, los pueblos, los ojos y sus grietas”. Se trata de una serie de fotografías compuestas mediante claroscuros, en las que se pueden rastrear posibles misterios, a través de las realidades paralelas de un universo plástico y multiforme.

Publicaciones CDF - Uruguay.

96 páginas.

18,5 x 25 cm.

Tapa dura.

Agotado.